Los dos hombres capturados son señalados de haberle robado una moto a una pareja a la cual extorsionaron para devolversela y además agredieron sexualmente a la mujer minutos después del hurto.
Los dos hombres capturados son señalados de haberle robado una moto a una pareja a la cual extorsionaron para devolversela y además agredieron sexualmente a la mujer minutos después del hurto.
Foto suministrada por el Ejército
3 Oct 2021 10:30 AM

A la cana dos pillos que robaron moto a una pareja, la extorsionaron y accedieron carnalmente a la mujer

Reinel
Llano Escobar
@ReinelLlanoE
El hecho se registró en el casco urbano de Anserma en Caldas .
En un allanamiento a una casa en el casco urbano de Anserma en Caldas capturaron a dos hombres que son sospechosos de haber retenido el pasado 4 de agosto a una pareja que se movilizaba por la vía Troncal de Occidente, a la cual le robaron una motocicleta y como si fuera poco violaron a la mujer.
 
El operativo lo ejecutaron hombres del Gaula Militar, el CTI de la Fiscalía y la Sijín de Anserma quienes tenían en mano las órdenes de captura contra estos dos presuntos delincuentes que están siendo procesados por extorsión agravada, acceso carnal violento, hurto calificado y agravado, porte ilegal de armas y receptación.
 
Según el reporte oficial de las autoridades estos hombres, en la noche de ese 4 de agosto hicieron parar a la pareja y la obligaron a entrar a una zona boscosa donde hay varios cañaduzales. Los llevaron hasta un viejo trapiche y allí golpearon al hombre, mientras que a la mujer se la llevaron a otro sitio donde la ultrajaron y la accedieron sexualmente.
 
 
El informe también indica que los dos delincuentes huyeron del lugar en una motocicleta propia en la que le robaron a la pareja.
Las víctimas lograron salir a la vía y se montaron a un bus intermunicipal, en el que lograron llegar hasta Anserma para interponer las denuncias penales.
 
Mientras la mujer recibía asistencia médica los delincuentes se comunicaron y exigieron 7 millones de pesos para devolverles la motocicleta. Con asesoría del Grupo Gaula y otras autoridades las víctimas acordaron un encuentro en zona rural para entregarles el dinero.
 
En el sitio acordado los delincuentes alcanzaron a notar presencia de uniformados y huyeron corriendo por el río Risaralda. En la huida dejaron dos motos abandonadas, la de ellos y la que se le habían robado a la pareja.
 
Casi dos meses después las autoridades les llegaron hasta su propia casa y los capturaron. Estos presuntos ladrones, extorsionistas y violadires quedaron a disposición del Juzgado Prinero Promiscuo de Anserma, que se encargó de las audiencia de legalización de captura, imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento.