Dos policías activos fueron capturados en Caucasia , Antioquia.
Foto: Fiscalía General de la Nación
15 Mayo 2019 06:29 AM

A la cana policías por secuestrar a una mujer para robarle plata producto del narcotráfico

Luz Marina
Arango Bolivar
Entre abril y mayo han sido capturados 11 uniformados por hechos de corrupción en Antioquia.

El intendente de la Policía Nacional, Ferney Alonso Betancur Echeverri, y el patrullero de la misma institución, Cristian Arley Acevedo Echeverri, fueron afectados con medida de aseguramiento en centro carcelario, como presuntos responsables de concusión, falsedad ideológica en documento público y secuestro de una mujer para hurtarle 23 millones de pesos.

De acuerdo con la investigación adelantada por un fiscal de la Unidad de Delitos contra la Administración Pública, el 19 de mayo de 2018, en un retén militar instalado por el Ejército Nacional en el municipio de Caucasia, Bajo Cauca antioqueño, fue sorprendida Carmen Alicia Uviedo Herrera, quien se movilizaba en una moto con la millonaria caleta.

Ante las contradicciones sobre la procedencia del dinero, Uviedo Herrera fue entregada a la Policía para que asumiera la investigación.

Lea también: Asesinan a mujer en Medellín por perder diez mil pesos que no eran suyos

Según la denuncia formulada por la víctima, los uniformados la amenazaron de muerte, sino les decía a qué grupo criminal pertenecían los 23 millones de pesos. Tres horas después de su retención fue conducida de manera irregular hasta la estación de Policía del mencionado municipio, donde le hicieron firmar un acta de libertad pero no le devolvieron ni el dinero ni su celular.

El 23 de mayo y gracias a la intervención de la Fiscalía y de los superiores de los investigados, el dinero fue devuelto a su propietaria pero el celular sigue perdido.  

Meses después, Carmen Alicia Oviedo Herrera, se declaró culpable del delito de concierto para delinquir con fines de narcotráfico y el Juzgado Cuarto Penal del Circuito Especializado de Antioquia, la condenó a 4 años de prisión.

Entre abril y mayo, 11 uniformados de la Policía han sido capturados y asegurados por delitos de concusión y extorsión.