Ministro de la Defensa, Carlos Holmes Trujillo y el director de la policía metropolitana de Bogotá
Ministerio de la Defensa
14 Sep 2020 09:34 PM

Los grupos que estarían detrás de los disturbios, según el Gobierno

Pepe
Morón
@PepeMoronReales
Un informe dice que se utiliza un discurso de desagrado o descontento en contra del Estado colombiano.

Tras las primeras indagaciones sobre las manifestaciones que se dieron posterior a la muerte de Javier Ordóñez, en Bogotá y otras ciudades del país, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, y la cúpula de la Policía Nacional manifestaron que detrás de esas protestas estaban algunos grupos armados organizados.

Apropósito de ese tema, el jefe del sector Defensa dijo que las investigaciones apuntaban a que detrás de los hechos vandálicos que se presentaron durante esas protestas “está la mano criminal de grupos como el ELN y las disidencias de las Farc, que buscan desestabilizar al Gobierno, aprovechando una coyuntura como la que hoy se vive en Bogotá, Medellín y Cali”.

Lea también: Policía prepara informe sobre protestas y disturbios en el país

Según la teoría expuesta por el Gobierno Nacional, estas organizaciones estarían trabajando sobre estas manifestaciones, con el objetivo de fortalecer su componente urbano y de esa manera, provocar la desestabilización social y su confrontación con la fuerza pública.

Tras un informe de inteligencia, el Gobierno Nacional manifestó que pudo determinar que este accionar delictivo que causó la muerte de más de 11 personas, así como la destrucción de varios CAI de la Policía Nacional, fue promovido no solo por el ELN, sino también por algunos grupos de las denominadas disidencias de las Farc.

Según el mismo informe, las investigaciones apuntan a que estas estructuras tienen a su alcance lo necesario para realizar este tipo de estrategias, entre ellos el recurso económico y humano, acompañado de un importante componente tecnológico, utilizado para fortalecer su presencia en plataformas sociales y centros de educación superior.

En ese sentido, el informe obtenido tras varios meses de seguimientos al trabajo de esos GAO en las principales ciudades del país deja claro que se utiliza un discurso de desagrado o descontento en contra del Estado colombiano, con el objetivo que sumar a sus filas a los jóvenes  a los que posteriormente se les procedería a través de adoctrinamiento a cambiar sus valores individuales y radicalizar sus posturas políticas.

En relación al accionar de estos grupos armados en las protestas, el ministro Carlos Holmes Trujillo y el Director de la Policía Nacional  destacaron que en Bogotá y en otras ciudades del país, trabajan las denominadas células urbanas de estas organizaciones y que serian precisamente estas las que estarían detrás de estas manifestaciones.

Afirmaciones que también estarían avaladas por el informe de inteligencia que señala que en la actualidad, hay al menos 20 de estos grupos, solo en la capital del país y que destaca además que esas mismas organizaciones, estarían trabajando dentro de las universidades y entornos sociales frecuentes.

Lea además: Disturbios en el centro de Bogotá tras manifestaciones

Pero el texto de la investigación va mucho más allá, pues en él se señala que además de estudiantes universitarios, en esas organizaciones también están incluidos estudiantes de bachillerato e incluso menores de edad.

Apropósito de esos grupos, el informe de inteligencia habría revelado que los más representativos y con mayor alcance y vigencia social actual, son los identificados como ‘AK Al Combate’, Jaime Bateman Cayon M-19, Coordinadora Clandestina Simón Bolívar y el grupo Juventudes del Movimiento 19 de abril.