Velorio Leonel Martínez Mendoza
Archivo Personal
8 Oct 2021 10:00 PM

Madre de médico que murió en bombardeo asegura que su hijo no era guerrillero

Rosa Paola
Lopez Serrano
@paolalopez_s
Leonel Martínez quien nació en Fortul (Arauca) se profesionalizó en medicina en Cuba y había llegado a Colombia para convalidar su título.

Magaly Mendoza es una de las tantas mujeres colombianas que han tenido que padecer la desaparición y muerte sin ninguna explicación de un ser querido.

Ella es la madre del médico Leonel Martínez Mendoza, un joven de 27 años quien después de terminar sus estudios de medicina en Cuba, llegó a vivir en Calamar Guaviare junto a sus padres, pero que en hechos que son denunciados por la humilde mujer, murió en el bombardeo del Ejército en zona rural del departamento del Guainía en el 27 de septiembre de 2021. 

La adolorida mamá asegura con vehemencia en su relato, que su hijo no era guerrillero como lo señalaron en el Ejército luego del ataque.

Lea también: Disminuyen muertes por covid en Bogotá

Leonel Martínez quien nació en Fortul (Arauca) se profesionalizó en medicina en Cuba y había llegado a Colombia para convalidar su título, pero por problemas con el sistema del Ministerio de Educación, no logró obtener esa certificación para poder trabajar en su país.

Según la mujer su hijo fue secuestrado por las disidencias el 11 de septiembre en Calamar, cuando estaba en su propia casa y luego apareció muerto el 27 del mismo mes, en medio del bombardeo contra alias Ferney en el Guainía.

La mujer relata que el 11 de septiembre Leonel recibió una llamada en donde le pedían un favor y él aceptó pensando que se trataba de algún enfermo, sin embargo, hubo algo en esa llamada que le generó desconfianza y decidió colocar el altavoz para que su mamá escuchara; ella recuerda que se acercó para escuchar mejor, y que desde el otro lado de la línea le dijeron a su hijo, “usted no ha entendido, necesitamos un favor suyo y mis hombres ya van por usted” y le colgaron, según relató la mujer. 

Leonel no terminó de desayunar y le dijo a su mamá que se iba para donde su vecino y que se iría del pueblo en cuanto le entregaran la convalidación del título porque sabía que por ser médico estaba expuesto a que en cualquier momento le “echaran mano”, por ser una persona indefensa y que lo único que sabía hacer era salvar vidas.

Afirmó que si hubiese estado en el hospital estaría resguardado, pero ya que no era así, se sentía solo.

 

Magaly en medio de su tristeza aseveró que cuando llegaron a la ferretería de propiedad de la familia en el mismo pueblo, unos hombres lo estaban esperando.

Doña Magaly, en medio de su dolor, le pide al Estado que sean honestos y no pasen a su hijo como un guerrillero, dado que él era un muchacho honesto y trabajador, que solo le interesaba ayudar a los demás.

"Yo no le pido al Gobierno que me lo pague, ni que me de plata por haberme matado a mi hijo... Pero si les pido que me explique ¿por qué me mataron a mi hijo y me lo van a hacer pasar por un guerrillero?, cuando él no era ningún guerrillero, hay pruebas, pueden ir a la Policía del pueblo y a la Alcaldía de aquí, de Calamar, donde miraron a mi hijo cuando él estuvo acá".

Al cabo de 15 días de no saber de su hijo decide viajar a la ciudad de Villavicencio y llegar directamente a la cruz roja en dónde empezó a preguntar por él, al identificarlo una de las funcionarias miró a Magaly y ahí decidió insistir, “yo me le paro, le suplico, que me diga si mi hijo estaba entre uno de esos muertos, que me diga, que lo estoy buscando ya hace más de 15 días, que estoy buscando a mi hijo y no sé razón de él, a lo que la funcionaria de la Cruz Roja Internacional responde que esa noticia no les corresponde a ellos, que no pueden decir nada, que me dirija a la Fiscalía en donde le dan los datos de a quiénes les puede preguntar por su hijo".

Le puede interesar: 'Bendición' de Luisa Fernanda W y Pipe Bueno se echó unos pasitos al ritmo de la música de su 'taita'

Pero Magaly no se rindió e insisto, tomando de la mano a la funcionaria le pide que se ponga en su rol de madre, hasta que logró convencerla y la funcionaria confesó: “Vea, Leonel Martínez Mendoza nacido en Fortul Arauca está con los guerrilleros muertos”.

… “Se me quitó la fuerza, perdí el control de mi cuerpo, me fui a parar y no pude, ella me agarró y me sentó”, dijo la mujer. 

Cabe recordar que estos sucesos, se desarrollaron el 27 de septiembre en donde Haider Steven Cisneros Bossa, conocido con el alias de Ferney o Mono, segundo cabecilla de la estructura primera, al parecer, murió en el desarrollo de estas operaciones militares junto con 9 personas más, en donde las autoridades afirmaron que las diez personas serían integrantes del grupo armado organizado residual.