Richard Mason se enteró que sus hijos no eran de él
Richard Mason descubrió que era estéril a raíz de un examen médico.
Referencia ingimage
4 Jul 2022 03:02 PM

Sujeto le pudo más la culpa y confesó el asesinato de su pareja sentimental

Jenny
Rocio Angarita
@jennyr2207
El hombre de 28 años reconoció que asesinó y desapareció a su novia.

Un juez Penal Municipal con Función de Control de Garantías de Armenia (Quindío), envío a la cárcel a un hombre que admitió haber asesinado y desaparecido el cadáver de su pareja sentimental. 

Lea además: Con 'cobro de peajes' estarían haciendo corrupción con los recursos de la paz

El hombre de 28 años está siendo procesado por los delitos de feminicidio agravado y desaparición forzada y ante la contundencia de las pruebas que mencionó el delegado de la Fiscalía, el juez decidió imponer una medida de aseguramiento con detención preventiva de la libertad en establecimiento carcelario. 

Los hechos se presentaron el pasado 21 de marzo en una finca ubicada en la vereda La Pradera del corregimiento el Caimo en Armenia (Quindío), donde el sujeto confesó haber golpeado y asfixiado a su pareja sentimental de 22 años. 

La investigación de la Fiscalía concluyó que una vez su pareja murió producto de los golpes, el agresor enterró el cadáver en el predio de la finca tratando de ocultar el crimen. También se estableció que al otro día de la muerte de la mujer, el individuo suplantó a la víctima en sus redes sociales y le envío un mensaje a sus familiares anunciando que iría de la región porque no quería seguir viviendo con su pareja (agresor). 

En medio de la investigación, la Fiscalía General adelantó el procedimiento de captura de la mujer en la finca en donde se presume fue asesinada. 

Vea también: Estafan a unas 500 personas por medio de una pirámide en Cajamarca

Ante la contundencia de las pruebas que recopiló la Fiscalía, el hombre admitió haber cometido el crimen y por lo mismo, aceptó su responsabilidad en los delitos de feminicidio agravado y desaparición forzada. También reveló el lugar en el que había enterrado el cuerpo de la víctima.