Brryan Jackson
Brryan Jackson
Twitter
8 Sep 2021 01:40 PM

Padre intentó asesinar a su hijo inyectándole sangre con VIH

Mauricio
Gracia
@maogracia
Los médicos se dieron cuenta luego de varias recaídas de salud sin una causa conocida previamente.

Una relación entre dos universitarios iba a las mil maravillas pero todo cambió cuando la mujer quedó embarazada.

Esta historia se remonta a 1996 cuando un menor de 5 años completaba varios días en la clínica por problemas de salud sin una explicación medica previa, todos los exámenes se realizaban para conocer porqué el menor tenia taquicardia y otros síntomas complejos.

Como si fuese sacada de película macabra, todo inició cuando esta pareja llevaba una relación de que inició en 1990, los dos estudiantes de medicina se separaron durante algunos meses mientras él estaba en la brigada de la guerra del golfo, durante este tiempo ella estaba embarazada, pero todo cambió para cuando regresó a Misuri, Estados Unidos.

El padre del menor atacaba a la mujer y la maltrataba, las peleas eran constantes por la manutención del menor, pues decía que dinero no tenía para sostenerlo, en algunas ocasiones le decía a la mujer, “Tu hijo no vivirá mucho”.

La relación terminó en 1992, cuando el menor tenía 11 meses, durante esa época el bebé tuvo que ser ingresado a urgencias por un ataque de asma, durante este tiempo en la clínica la mujer llamó al padre para contarle la situación de salud del menor y para pedirle ayuda con los gastos.

El padre ingresó al hospital y luego de hablar de temas económicos y de salud del menor, se quedó solo en la habitación con el pequeño de 11 meses mientras la mujer salía a comprar algunas cosas.

Fue allí cuando este padre sacó de su bolsillo una jeringa e inyectó a su hijo en el brazo sangre con VIH, luego se retiró cuando el menor empezó a llorar desesperadamente, pero el daño ya estaba hecho.

Luego de esto y durante 4 años más, el niño se vio afectado por varios síntomas que lo llevaban a la clínica en repetidas ocasiones sin tener una respuesta clara de lo que afectaba su salud, hasta que en un sueño el médico que lo trataba pensó lo que sería la afectación.

“Posiblemente el menor esté infectado con VIH”. Así fue como luego de tomar algunas muestras de sangre descubrieron lo que estaba matando por dentro al niño que ya tenía 5 años.

Luego de este macabro hallazgo, los médicos dieron un pronóstico lamentable “Me dieron cinco meses de vida y me mandaron a casa”, recordó  Brryan en entrevista con la ‘BBC’.

Sin dura esto generó un problema en el menor y la madre, pues fueron estigmatizados y aislados, no podían ir a reuniones sociales y eventos familiares, el colegio era un tema que deprimía al chico.

Los investigadores se dieron cuenta que el padre era el autor de esta afectación, pues tomaba muestras en un laboratorio clínico en las fechas donde se creía se había infectado el menor, además de descartar a su familia con pruebas de sangre.

El juez dio un castigo ejemplar sobre este caso y el padre obtuvo cadena perpetua, el menor infectado ahora tiene 30 años y toma medicamentos para suprimir el virus, que está casi indetectable en su organismo.

Además de eso se quitó el apellido de su padre y nombre, ahora vive otra vida llena de amor y dando conferencias motivacionales sobre su segunda oportunidad de vida.

Fuente
Alerta Tolima