Monstruo de Monteblanco en Usme
Monstruo de Monteblanco en Usme.
Cortesía
2 Abr 2019 11:32 AM

El 'Monstruo de Monteblanco', malvado vecino de Usme señalado de maltratar animales

El sujeto incluso se roba perritos cuando sus dueños los sacan a hacer sus necesidades.

Vecinos del barrio Monteblanco, en la localidad e Usme, en el sur de Bogotá, están mamados de los abusos de un molesto sujeto a quien señalan no solo de perturbar la tranquilidad con bulla y escándalos, sino también de tener un criadero ilegal de perros y gatos.

Como el 'Monstruo de Monteblanco' fue apodado esta tétrica figura que ha expandido el pánico entre los habitantes del sector. Quienes lo conocen aseguran que se comporta como una bestia, es agresivo con los vecinos y constantemente trata mal a los pobres animalitos.

De acuerdo con la denuncia, el 'Monstruo' vive en arriendo en un predio. Sin embargo, a los tres meses, al mejor estilo de Don Ramóndejó de pagar la renta, y cada vez que el dueño va a reclamar le tira agua y lo agrede con golpes o insultos.

Lea también: Capturan a desalmado que mató a cachazos a abuelita en Modelia

No contento con esto, montó el que sería el mayor criadero ilegal de perros y gatos en Usme, lo cual llenó el sector de olores nauseabundos dadas las precarias condiciones de higiene en que viven las mascotas.

Señalan también que en repetidas oportunidades se escuchan los chillidos de las pobres criaturas, que son golpeadas y hasta deben pasar hambre, porque en fotos tomadas por transeúntes se les ve en los huesos.

Lea también: Le echaron mano a dos venezolanos que robaron billetal a pareja de abuelitos en Bosa

Tal es la ambición de este perturbador sujeto, que muy temprano en la mañana se escabulle en las calles del barrio, acechando a los vecinos para robarles sus mascotas en el menor descuido y así aumentar el número de sus animales.

"Le traemos la Policía casi todos los días de la semana por que nos perturba todo el tiempo. Es una persona no grata", aseguran tres habitantes de Monteblanco.

El caso ya fue puesto en conocimiento de las autoridades, que en repetidas oportunidades han llegado al lugar de los hechos y verificado la situación. Sin embargo, el hombre se las arregla para salir libre de todo cargo.