Aida Merlano
Aida Merlano
Zona Cero
16 Oct 2019 03:39 PM

¿Sin plata? Ayude a capturar a Aida Merlano y gánese $200 milloncitos

Miguel Ángel
Valencia González
@MiguelValenciaf
Además, las autoridades pidieron a la Interpol la expedición de la circular naranja contra la fugitiva.

Las autoridades incrementaron la recompensa por información que permita ubicar a la fugada excongresista Aida Merlano a 200 millones. 

La mujer se fugó de manera arriesgada desde el tercer piso de un consultorio de odontología donde se sometía a un tratamiento de diseño de sonrisa con el odontólogo Javier Guillermo Cely Barajas.

Cabe resaltar que en principio las autoridades habían colocado una recompensa por la excongresista de $10 millones que después subió a $50 millones y hoy finalmente se eleva a los $200 millones.

Le puede interesar: Yeison Jiménez y su relato de cuando vivió entregado al cristianismo

Por otra parte, las autoridades solicitaron a la Interpol la expedición de la circular naranja ante la posibilidad de que la excongresista se encuentre en Venezuela o en Panamá. Lugares donde tendría familia y se estaría escondiendo según cuenta algunas versiones.

Sin embargo, esas hipótesis  sobre su escape a escala internacional y la supuesta existencia de familiares en el extranjero fue  desmentida por la hija de la fugitiva, Aida Victoria Merlano.

En ese contexto, debe explicarse que esa cifra de recompensa de $200 millones, coincide justamente con el valor de la cuentas que Merlano le dejo a sus hijos. Siguiendo esa linea, Aida Victoria aseguró en una entrevista radial que ese dinero pertenece a su madre, que es licito y que ella se los dejo a sus hijos en caso de que alguna emergencia.

Lea también: Cogieron a dos pelaos que sembraron terror en la Universidad Tecnológica de Pereira

Asimismo, indicó que ella sobrevive gracias a algunos trabajos independientes que realiza e indicó que su madre, aparte de su actividad política, se dedicaba a otro negocios que le permitía generar  ingresos adicionales, lo que en este momento le permite vivir con su hermano y una empleada de servicio.

Finalmente, las autoridades analizan algunos celulares de la fugada excongresista más los testimonios de las personas que estuvieron cerca de ella el día del escape, para intentar armar con todas las contradicciones y coincidencias  el rompecabezas de un caso en donde la verdad todavía parece subterranea.