Uber
COLPRENSA
1 Feb 2020 08:37 AM

¡Es oficial! Aplicación de Uber no va más en Colombia

Javier
Jules
@javierjules
Esa plataforma dejó de funcionar desde este 1 de febrero, tras una orden de la SuperIndustria.

Desde la madrugada de este 1 de febrero, la plataforma de servicio de transporte Uber dejó de funcionar en el país, tras una orden de la Superintendencia de Industria y Comercio.

A través de un comunicado, Uber asegura que aunque el fallo, que fue calificado por la compañía como "arbitrario", fue apelado, no fue suspendido por lo que al abrir la aplicación se despliega información sobre la decisión,  incluso con enlaces hacia redes sociales como Twitter, en donde se explica todo lo relacionado con la orden de la Superindustria.

En el documento, se indicó que los denominados 'socios conductores' registrados en la aplicación, recibirán el pago por los 'viajes' realizados en los tiempos que ha establecido la misma plataforma.

De la misma forma, si existen reclamaciones o diferentes trámites por parte de los usuarios, se seguirán tramitando a través de la misma aplicación, según se informó.

En contextoAdiosito: Este viernes es el último día de Uber en el país

Según Uber, con su funcionamiento en Colombia se ha aportado "miles de millones en impuestos" además de la ubicación de personas en la actividad que les ha generado recursos económicos. 

Aunque ya no funciona en Colombia, según la propia empresa, la aplicación a través de la cual vehículos movilizaban a los usuarios, aún se podrá utilizar en alrededor de 700 ciudades de otros países. 

De interés: Fraude a resolución, el otro delito por el que tendría que responder Uber

En el caso de Uber Eats, aplicación con la que se solicita servicios de domicilio para alimentos y comida en general, la empresa señaló que seguirá funcionando en 12 ciudades colombianas incluyendo Bogotá. 

Finalmente se indicó que los operadores de telecomunicaciones decidieron no acceder al bloqueo ordenado por las autoridades, razón por la cual aún Uber todavía se puede descargar de las diferentes tiendas de aplicaciones, pero no opera como consecuencia de la obligación impuesta directamente a la empresa por la Superintendencia.