Médicos Tolimenses
Suministrada Fiscalía
9 Oct 2019 06:44 AM

Tres médicos tolimenses fueron imputados por la muerte de una mujer que se hizo una endoscopia

Elizamena
Morales Rendón
@Elizamena5
La víctima tenía 44 años para la época de los hechos en abril del 2011.

Luego de 8 años de haberse presentado la muerte de Beatriz Sandoval Guayara, al parecer, por negligencia de un grupo de médicos, en las últimas horas se conoció de la imputación de cargos que formuló la Fiscalía en contra de tres médicos tolimenses.

Se trata de los  médicos Giovanna Suzette Parra Gil, Javier Vanegas Betancourt, y Álvaro Monroy Mosos, quienes no aceptaron los cargos de homicidio culposo que les achacó la fiscalía ante el Juzgado Séptimo Penal Municipal, con función de control de garantías de Ibagué.

 

Hechos

Según relato de la fiscal delegada, los hechos ocurrieron en abril de 2011, cuando la víctima de 44 años de edad llegó hasta un centro asistencial de la capital del Tolima, porque estaba presentando desde hacía 6 meses pérdida de peso de manera prolongada y sin explicación alguna.

Fue así que el médico que la diagnosticó le ordenó que se practicara una endoscopia de vías digestivas altas, por lo que la mujer decidió realizarlo en un centro particular, llegando hasta el consultorio de la médica Giovanna Suzette Parra Gil.

Una vez en el lugar, la médico le suministro una anestesia local pero no fue suficiente por lo que le sugirió a la paciente anestesia total la cual aceptó. Parra Gil le aplicó 2 miligramos de midozolam (benzodiazepina utilizada como ansiolítico o en procesos ligeramente dolorosos) por lo que debía despertar entre una hora y dos horas después.

Sin embargo, la victima no despertó en el tiempo correspondiente, sino que tenía episodios en los que despertaba completamente desconcertada y con alteraciones de conciencia. A pesar de presentar estas reacciones, la médica Giovanna la remitió hasta el Hospital Federico Lleras Acosta siete horas después.

Una vez en el centro asistencial, la fiscalía relató que: “La mujer entró por urgencias con diagnóstico de hipoglicemia prolongada por ayuno, por lo que fue dejada en observación para practicarle varios exámenes, entre ellos un tac cerebral en el que utilizaron la misma sedación que al parecer ya le había ocasionado un deterioro neurológico. El procedimiento lo realizó el doctor Javier Vanegas Betancourt, y momentos después la mujer sufrió un paro cardiorrespiratorio que fue asistido por él mismo galeno, quien logró estabilizarla. No obstante, horas después murió a la espera de haber sido ingresada a la Unidad de Cuidados Intermedios, puesto que no la llevaron por falta de camas, según reporte del médico de turno Álvaro Monroy Mosos”.

Así las cosas, el ente acusador argumentó que se presentaron varios procedimientos inconsistentes para la atención de la paciente, siendo uno de ellas, la suministración de un medicamento que ya había generad alteraciones en la mujer, además de no atenderla en el centro médico de manera adecuada argumentando que no habían camas suficientes para hacerlo.

 

A pesar que los médicos se encuentran en libertad, deben seguir presentándose al palacio de justicia para dar continuidad al proceso judicial que se adelantó en su contra.

Fuente
Alerta Tolima