Carly Ann Harris
Carly Ann Harris
Foto: Twitter
10 Jun 2019 12:44 PM

Mujer ahogó y quemó a su hija como un sacrificio para ‘salvar al mundo’

Yurby
Calderón
@yurby_cr
La madre se salvó de la cárcel por padecer de esquizofrenia.

Una mujer identificada como Carly Ann Harris de 38 años de edad, ahogó y quemó a su pequeña hija de cuatro años como un sacrificio religioso en Inglaterra, reseñaron los medios locales.  

Tras las investigaciones, se concluyó que Harris sufrió una crisis mental que la llevó a creer que al sacrificar a la niña salvaría al mundo. Una vez detenida, la madre fue sometida a varios estudios médicos, en la que psiquiatras aseguraron que la mujer tenía esquizofrenia paranoide.  

Lea también: Malvado suegro mató al novio de su hija y a sus padre

Después de una hora de deliberación en su juicio, el jurado leyó el veredicto en el que no se le acusaba de asesinato por locura, pero ordenaron recluirla en un hospital psiquiátrico.  

El juez a cargo del caso dijo: “Una niña prometedora se encontró con su muerte a manos de su madre y de la manera más horrible. Estoy convencido de que usted padece un trastorno de salud mental y debe ser tratada como una paciente demente”.  

La madre de Carly, Jacqui Harris, expresó a los medios de comunicación estar conforme con el dictamen final ya que su hija “desde hacía un tiempo no era racional”. “Creo que es el veredicto correcto y que el juez fue decente y amable. Él ha hecho lo adecuado.  Ella es mi hija y estoy devastada porque la perdí a ella y a mi nieta, pero no es un monstruo”.  

Le puede interesar: Asesinan a niña de dos años por deuda que tenía su abuelo

Durante el juicio, el hermano mayor de la niña contó que al llegar a casa ese día, encontró el cuerpo de la pequeña envuelto en una sábana sobre una mesa en el jardín. La vecina de esta familia también atestiguó y reveló que vio a Carly cambiándose la ropa en la parte trasera de la vivienda mientras gritaba: “Dios estará con ella. Los ángeles se la han llevado”. Asimismo, relató que cuando llegaron los oficiales de la policía, la mujer con total tranquilidad les dijo: “Los ángeles me dijeron que lo hiciera. Sólo arréstame. Está bien”.  

Fuente
Sistema Integrado Digital