Adultos mayores
Adultos mayores.
AFP
14 Nov 2019 07:11 PM

Contraloría investiga denuncias por graves maltratos a abuelitos en Bogotá

José David
Rodríguez Gómez
@jocrogo
Donde están actualmente 180 adultos mayores funcionaba un motel en la zona de Álamos, occidente de la ciudad.

La Dirección de Reacción Inmediata de la Contraloría de Bogotá abrió indagación preliminar a los dos convenios de asociación que se están suscribiendo por parte de la Secretaría de Integracion Social, para la atención de adultos mayores en la capital de la República. 

El equipo de la Contraloría va a realizar una visita especial por parte de la dirección, para recibir testimonios y todas las diligencias a que haya lugar con el fin de revisar fiscalmente cómo se están ejecutando los contratos número 8886 y 8887 de 2019.

Lea más: ¡Fregados! Lluvias en Bogotá dejaron atrapados varios vehículos

Según la Contraloría, se busca establecer si habrían “irregularidades en la ejecución del contrato y la falta de atención a usuarios beneficiados, que conllevan al incumplimiento por parte del operador”.

El operador a cargo de esta atención es Corporación Acción Social, que ganó una convocatoria pública por parte del distrito y quedó a cargo del cuidado de 180 adultos mayores. Sin embargo en este centro de atención funcionaba antes un motel en la zona de Álamos, en la localidad de Engativá.

Sin embargo, sobre las denuncias de mala atención que estarían recibiendo los adultos mayores, la Secretaría Distrital de Integración Social ha retirado que “por diversas fuentes, inclusive por denuncias realizadas por familiares de las personas mayores atendidas a través de estos convenios, se ha conocido sobre ciertas irregularidades y faltas de atención a los usuarios, que implicarían el incumplimiento de las obligaciones por parte del operador”.

De interés: Peñalosa dice que le pondrá tatequieto a los bandidos que aparezcan en las marchas del 21

La entidad precisa que a raíz de estas denuncias “se trasladó a la sede donde habitan los usuarios para verificar el cumplimiento de las obligaciones del operador y la debida atención de los usuarios”.

Por eso se inició y está en curso el proceso sancionatorio, dentro del cual se le respetan todos los derechos al operador para que dé sus explicaciones sobre los hallazgos encontrados.