Cárcel
Cárcel
Colprensa
19 Feb 2022 09:19 AM

Personería de Bogotá pide garantizar que los que están en la cana puedan votar

Luis Francisco
Cifuentes
@CifuentesM
Son más de tres mil personas detenidas pero no condenadas que no podrían ejercer su derecho al voto.

La Personería de Bogotá solicitó que las personas que se encuentran privadas de la libertad y que no hayan sido condenadas penalmente, puedan ejercer el derecho al voto en las próximas elecciones. 

El delegado para la coordinación del Ministerio Público y los Derechos Humanos, de la Personería de Bogotá, Ricardo Medina, hizo un llamado a la Registraduría Distrital y a la Policía Nacional para que adopten las medidas pertinentes con el fin de que los internos puedan votar, y recordó que las personas privadas de la libertad tienen derechos políticos. 

"En los diferentes centros penitenciarios, carcelarios  en las estaciones de policía y en las URI, se deben  instalar mesas por parte de la Registraduría,  para que puedan votar las  personas detenidas", dijo . 

Lea aquí: A la cana, cinco integrantes de la "Primera Línea de Usme"

Ricardo Medina agregó que en garantía de derechos, las personas que se encuentran retenidas en calidad de imputados tienen el derecho a elegir. 

"En las estaciones de policía donde hay más del 75 u 80% de personas investigadas con medida de aseguramiento, pero no condenadas deben respetárseles estos derechos”, agregó. 

Le puede interesar: [Video] Le dieron una tunda 'sin asco' por robarle el celular a una niña en Bogotá

Igualmente recordó que de las 3.066 personas que se encuentran en estos sitios de reclusión,  solo 438 se encuentran condenadas y el restante  está en etapa previa al juicio oral, por lo  que dijo se les debe respetar sus derechos políticos. 

De otro lado, la Personería de Bogotá, hizo un llamado para que se agilice la descongestión de las estaciones de policía y de las URI, en la capital del país que presentan un sobrecupo del 300 por ciento. 

La entidad de control recordó que los amotinamientos que se han registrado en algunas estaciones de policía en la capital del país, se debe al grave hacinamiento en que se encuentran los detenidos a los cuáles no se les ha resuelto la situación jurídica.