siguen los retrasos en las audiencia de imputación de cargo y de medida de aseguramiento contra conductor que causo accidente de tránsito en Santa Marta
Cortesía: Redes sociales
16 Sep 2021 08:50 AM

El conductor borracho que mató a seis personas lo mandaron a clínica psiquiátrica

La audiencia contra el sujeto se ha visto truncada por situaciones que las víctimas consideran dilatorias para evadir responsabilidad.

La audiencia contra el empresario Enrique Vives Caballero, acusado de atropellar a un grupo de siete jóvenes y causar la muerte a seis de ellos, sigue generando polémica debido a presuntas estrategias dilatorias que han impedido que el proceso contra el señalado responsable avance.

En la más reciente información conocida, se indica que Vives fue trasladado en horas de la noche del miércoles a una clínica de salud mental, pese a que en la audiencia de ayer la juez que lleva el caso dio la orden de mantener al hombre en la clínica Perfect Body, a donde fue llevado tras el accidente que provocó.

Lea además: Veterano lanzó a camarera por ventana de motel porque le dijo que el ‘ratico’ se le había acabado

Durante la diligencia del miércoles Alex Fernández, abogado del empresario, expuso que su cliente debía ser trasladado a un centro especializado en salud mental para garantizar que su estado psiquiátrico esté apto para ser procesado judicialmente o, en caso contrario, ser atendido a través de especialistas.

Pese a los argumentos, la juez negó la solicitud y ordenó que el señalado permanezca en el centro médico y que allí se confirme su estado físico y mental, luego de que durante la audiencia de imputación de cargos el hombre se presentara sedado desde el centro médico.

Según el diario El Tiempo, pese a la orden de la togada, Enrique Vives fue sacado en horas de la noche de la clínica Perfect Body y trasladado a un centro de reposo mental en Santa Marta.

Lea también: ¡Nuevos tombos! Llegaron 500 uniformados para reforzar la seguridad en Bogotá

La información indica que el indiciado fue sacado de la clínica en una silla de ruedas y posteriormente internado en la Fundación para El Niño.

El abogado del Vives Caballero argumenta que el hombre sufre un trastorno que se desató a raíz del accidente que protagonizó y que, por lo tanto, es necesario que reciba valoración y tratamiento por psiquiatría.

Sin embargo, esto ha sido motivo para generar mayor indignación tanto en las familias de las víctimas, como en la comunidad, ya que aseguran que el hombre se está valiendo de estrategias para evadir a la justicia.

Esto, luego de que se conocieran varios episodios que han sido cuestionados, como el hecho de haber sido llevado a una clínica tras causar el accidente y aparecer en una foto conectado de varios aparatos; posteriormente, en el intento de audiencia de imputación de cargo, programada para el miércoles, Enrique Vives apareció en cámara con sus ojos cerrados y  se informó que estaba sedado.

Debido a la imposibilidad de darle a conocer los cargos al imputado, la audiencia no pudo ser desarrollada y fue aplazada para este jueves cuando, al parecer, tampoco se podrá realizar por el acusado estar en exámenes psiquiátricos.