Cárcel
Cárcel
Colprensa
21 Mayo 2022 08:21 AM

A la cana sargento del Ejército y otros dos presuntos abusadores sexuales de menores de edad

Yeison Andrés
López Castañeda
@YeisonL93647730
Una menor de 11 años, fue violentada por su padre, un militar activo del Ejército. También abusó de su cuñada menor de edad.

Tres hombres señalados de haber vulnerado la integridad física y sexual de tres menores de edad, en diferentes municipios del Tolima, fueron enviados a la cárcel como medida de aseguramiento preventiva por conductas punibles como acceso carnal abusivo con menor de 14 años y actos sexuales con menor de 14 años; acceso carnal violento e inducción a la prostitución, entre otros.

El primer caso tiene que ver con un sargento del Ejército Nacional, de 37 años, detenido en el Batallón Tenerife de Neiva (Huila) al cual estaba adscrito, quien habría sometido a situaciones de índole sexual a su hija de 11 años con la que vivía y a su cuñada, también menor de edad, en hechos ocurridos en la capital tolimense.

Lea también: Justicia por mano propia: mataron con cuchillo a un presunto ladrón de viviendas

 La Fiscalía lo imputó por acceso carnal abusivo con menor de 14 años y actos sexuales con menor de 14 años   agravado. 

Otro hecho se presentó en Rovira, donde un hombre de 26 años, al parecer, sometió a tocamientos indebidos y a situaciones de índole sexual a sus hijastras de 8 y 11 años. La Fiscalía lo imputó por actos sexuales con menor de 14 años agravado e inducción a la prostitución agravado, ya que se conoció que el hombre habría ofrecido a una de las niñas al dueño de la finca donde vivieron en algún momento, para servicios sexuales.

Lea también: Dos peladitos fueron arrastrados por un río tras hacer reto para lanzarse desde un puente

De otro lado, fue privado de la libertad un sujeto de oficio tatuador, quien es señalado del delito de acceso carnal violento, del que habría sido víctima una adolescente de 17 años, en hechos ocuridos el 17 de enero de este año en Ibagué. Según la denuncia, la joven llegó al lugar donde atendía esta persona para hacerse un tatuaje en su tobillo, situación que habría aprovechado el imputado para hacerle tocamientos íntimos a la fuerza y violentarla sexualmente.

Ninguno aceptó los cargos.