Choque en Inglaterra
Choque en Inglaterra
Captura de video
28 Jul 2021 12:25 PM

Por andar chateando mientras manejaba, se estrelló y dejó tres heridos

El hombre fue condenado a tres años y medio de cárcel.

La Policía de Sussex en Inglaterra, publicó a través de sus redes sociales un video del momento en que un conductor de un camión choca contra la parte trasera de una camioneta hiriendo gravemente a tres personas.  

Tras el accidente, el chofer identificado como Derek Holland, de 59 años, fue puesto tras las rejas al descubrirse que la colisión se produjo por culpa de él al estar chateando con su teléfono celular mientras manejaba a gran velocidad.  

En el audiovisual de más de un minuto se observa a Holland conduciendo su vehículo de carga sin usar el cinturón de seguridad, sin embargo, al ver una patrulla de la Policía cerca, rápidamente se lo ajusta para no ser amonestado.  Una vez pierde de vista a la autoridad, se lo quita nuevamente y procede a comerse una banana.  

Al finalizar con su aperitivo, el hombre además de manejar también se dedicaba a escribir mensajes a través de su celular por un largo rato, y es en ese momento cuando choca con el otro carro al no percatarse que este estaba detenido en la calle. 

Holland fue arrestado y acusado de conducción peligrosa y tres cargos de causar lesiones graves por conducción peligrosa. En el interrogatorio admitió que su comportamiento fue "atroz". Se declaró culpable de los cuatro cargos y compareció ante el Tribunal de la Corona de Hove el martes 27 de julio, donde fue condenado a tres años y medio de prisión. 

También fue descalificado para conducir durante 57 meses y debe realizar una nueva prueba prolongada si desea manejar de nuevo.  

El juez a cargo del caso le dio crédito a Holland por su declaración de culpabilidad, y dijo que había mostrado remordimiento y estaba "claramente avergonzado" por su manera "espantosa" de conducir. 

“No tenías consideración por la seguridad pública ni por la ley. Claramente, no había nadie más a quien culpar que a usted mismo por causar esta colisión. Cuando alguien conduce con las manos fuera del volante, usando un teléfono móvil, es una conducta de conducción peligrosa”. 

Por su parte, el detective Rob Baldwin, de la Unidad de Investigaciones de Colisiones Graves, dijo a los medios locales: “Fue una suerte que la compañía de seguridad hubiera instalado cámaras en su camión, lo que nos permitió examinar las acciones del conductor. La empresa cooperó plenamente con nuestra investigación”.  

Asimismo, exhortó a los ciudadanos a ser precavidos a la hora de recorrer las calles a bordo de algún vehículo. “Recomendamos encarecidamente a los conductores que no se involucren en ninguna actividad que los distraiga de la tarea de conducir. Incluso, si no se sostiene un dispositivo en la mano, la conducción distraída puede tener consecuencias devastadoras y probablemente resultará en un proceso judicial como demuestra este caso”.

Fuente
Sistema Integrado Digital