Retrato
Retrato hablado de supuesto abusador
Cortesía policía Cauca
2 Ago 2019 03:54 PM

¡Recompensa! Busca por cielo y tierra a los violadores de dos señoritas

Carlos
Quilindo
@CarlosQuilindo1
Uno de los delincuentes dejó ver su rostro y las autoridades elaboraron un retrato hablado.

Una recompensa de 10 millones de pesos ofrecieron las autoridades del departamento del Cauca, para quien entregue información que permita dar con el paradero de cuatro sujetos que ingresaron a una finca y abusaron sexualmente de dos mujeres que se encontraban en el lugar. 

Los hechos se presentaron en la vereda Carboneros, zona rural del municipio de Santander de Quilichao (norte del Cauca), cuando los sujetos portando pasamontañas y armas de fuego intimidaron a los habitantes de la vivienda y luego de apoderarse de elementos de valor, como dinero, electrodomésticos,  herramientas de trabajo y una motocicleta, procedieron a abusar de dos mujeres que se encontraban en la finca. 

Lea también: A un 'choro' casi lo linchan por robar a una señora y atropellar con su moto a un abuelo

Aunque los delincuentes portaban los pasamontañas, uno de ellos dejo ver su rostro, con lo cual el personal investigativo de la policía, elaboró un retrato hablado.

Una vez conocida la situación, funcionarios de la Seccional de Investigación Criminal  SIJIN,  se desplazaron al sitio con el fin de adelantar las respectivas investigaciones y recolectar elementos que permitan obtener más información de los responsables de este acto delincuencial.

Le puede interesar: Estudiantes afectados por el cierre de la vía al llano serán reubicados para presentar el ICFES

“Estas son acciones de gente sin escrúpulos, se trata de jóvenes del sector y ya tenemos algunos vestigios. Incluso sabemos que son consumidores, por eso estamos uniendo la información, pero los vamos a capturar” afirmó el comandante de la policía en el departamento del Cauca, coronel Fabio Alexander Rojas. 

Las autoridades además revelaron que las mujeres víctimas de este abuso, habían sido desplazadas por la violencia de Orito (Putumayo) y recientemente se habían instalado en el norte del Cauca. 

Fuente
Sistema Integrado de Información